Cascada Noticias - Un medio con identidad
Al Estilo Jalisco

No hay avance sobre el cierre del vertedero Los Laureles

No hay avance sobre el cierre del vertedero Los Laureles

En relación a la presentación de avances al “Nuevo modelo metropolitano de gestión de residuos”, del programa Jalisco Reduce, ofrecida por el Gobierno de Jalisco el día lunes 16 de agosto, queremos señalar la serie de inconsistencias, información falsa y manipulaciones con las que los funcionarios presentes han tratado de esquivar un hecho irrefutable: no existe un avance consistente para un correcto cierre del vertedero Los Laureles, anunciado en septiembre de 2019.

La intervención del Director General del Instituto Metropolitano de Planeación (IMEPLAN) fue, en términos generales, una réplica de lo presentado en la conferencia de prensa donde se anunció el cierre de Los Laureles, hace dos años. En la exposición de Mario Silva únicamente enunció la narrativa que quiere promover el gobierno del estado, sin embargo, no se hizo una sola mención concreta a cuáles son los trabajos ya realizados o a los presupuestos aprobados y etiquetados para dicho fin.

Cabe resaltar que, en la presentación del día de ayer, el director del IMEPLAN sí señaló que habría “un cierre progresivo de Los Laureles en un lapso de 24 meses”.

En este sentido, lo que anunciaron en 2019, y que está señalado en el Plan de Cierre, Rehabilitación y Abandono (PCRA) aprobado por SEMADET, es que irían reduciendo la cantidad de basura depositada en Los Laureles.

Concretamente, se menciona que, “bajo las condiciones actuales de operación y considerando un ingreso de residuos de 2,700 toneladas diarias en promedio, la vida remanente del sitio sería solo de 6 meses” (p. 24 párr. 2). El PCRA fue aprobado en marzo de 2020, consecuentemente, el vertedero cumplió esa vida remanente en septiembre de 2020, pues CAABSA no ha dejado de recibir menor cantidad de basura.

Según lo proyectado, para extender por un periodo de 12 meses tendría que haber una reducción gradual, comenzando por los residuos de particulares y posteriormente los públicos y domiciliarios. Sin embargo, los funcionarios han sido evasivos a la pregunta reiterada de los medios, ¿cuántas toneladas sigue recibiendo Laureles? En ninguna parte de los informes se menciona avance al respecto.

Los funcionarios y los directivos de CAABSA repiten constantemente un mantra: “no sale ni una gota de lixiviados fuera de Los Laureles”.

Es inaudito que propio secretario de medio ambiente, Sergio Graf, a pesar de su trayectoria académica y de conocer de cerca el estado de las cosas, se preste a la farsa que dicta Hugo Luna en defensa de la concesionaria, al negar un hecho tan evidente como los ríos caudalosos de lixiviados, los veneros y manantiales cobrizos que brotan y escurren hacia el arroyo de El Popul.

Algo que ha sido documentado y difundido tanto por habitantes, organizaciones, periodistas, académicos y la CEDHJ mediante registros audiovisuales, análisis de calidad del agua y actas circunstanciadas con fe pública. 2 Los recorridos que dice realizar la SEMADET junto con la PROEPA no pasan de visitas guiadas por donde les permite la empresa.

Los lixiviados representan un riesgo no solo para el agua subterránea y las aguas superficiales, también son peligrosos para la propia estabilidad del vertedero, incluso cuando ya no reciba residuos. El PCRA señala que otra acción es, “el retiro de lixiviados hasta un nivel que permita reducir un riesgo de deslave por la presión hidrostática en taludes” (PCRA, p. 92, párr. 1).

Ahora bien, la totalidad de lixiviados almacenados debieron haber sido tratados en la primera etapa, que corresponde a los primeros 6 meses. Por tanto, este proceso debió concluir en septiembre de 2020 y, según los propios informes de CAABSA, tan solo han tratado un 16% de los que se encuentran almacenados y no hay mención alguna en los informes sobre los 397.4 metros cúbicos diarios que se generan según los reportes presentados, obtenidos por transparencia.

Diversos medios han atestiguado, registrado y señalado fugas de lixiviados en el vertedero “Los Laureles”; algunas de ellas son técnicas rudimentarias de recirculación implementadas por CAABSA, con el supuesto objetivo de “facilitar” la degradación permanente de la basura, no obstante, así evitan su tratamiento y disminuyen, de forma muy limitada, las descargas fuera del vertedero. Sin embargo, lo que estas técnicas propician, además de la atomización y dispersión en el aire de partículas tóxicas, es imposibilitar la mejora en el manejo del sitio, pues en el propio PCRA señalan “la urgencia que representa tomar medidas inmediatas en la operación actual del relleno sanitario para evitar la recirculación de lixiviados en las partes altas (…), de lo contrario no se podrá lograr la estabilización de taludes ni la adecuada estabilización física del sitio” (PCRA, p. 92, párr. 3). Por otro lado, Sergio Graf señaló que, supuestamente, han avanzado en cuanto a la cubierta diaria (de residuos) de forma estricta y afirmó que aunque CAABSA no cumplía en principio, se ha regularizado.

Este es un punto fundamental a señalar ya que, de no realizarse adecuadamente dicha cobertura se presentan emisiones y pérdida de biogás. No obstante, CAABSA no sólo incumple con lo aprobado por SEMADET, sino que no respeta la NOM-083-SEMARNAT-2003, que señala que debe haber una cobertura diaria de lo depositado, lo cual no se ve reflejado en sus informes de cumplimiento.

Existen numerosos puntos por señalar respecto a las irregularidades en el cumplimiento del PCRA por parte de la empresa, así como de las inconsistencias del discurso de los funcionarios responsables.

Sin embargo, referente a la “participación ciudadana” que se señaló que existe dentro del programa Jalisco Reduce, no puede estar más lejos de la realidad.

Margarita Sierra, la secretaria de participación ciudadana, no ha respondido a nuestra solicitud encarecida de una mesa de seguimiento al cumplimiento de la Recomendación 18/2020 y la reparación integral del daño. Al respecto, el día de ayer en la presentación del “Nuevo modelo de gestión de residuos”, Hugo Luna afirmó que sí consultaron a los ejidatarios para el nuevo vertedero que se ha comenzado a construir en Tala, aunque fueron los propios ejidatarios quienes comenzaron a manifestarse en forma de protesta frente al vertedero el pasado domingo 15 de agosto.

El Jefe de Gabinete de la SEMADET, a la vieja usanza, buscó descalificar públicamente las protestas de ejidatarios y habitantes en Tala al asociarlos a partidos políticos.

Por todo lo anterior, queremos reiterar que no hay un cumplimiento de los compromisos públicos y del cronograma avalado por el Gobierno de Jalisco. La conferencia de prensa no fue sino otro ejercicio más de simulación y deslegitimación de las resistencias de los pueblos.


SOBRE EL AUTOR: Un Salto de Vida se define como una asociación civil conformada por: "pobladores de los municipios de El Salto y Juanacatlán, Jalisco, que decidimos organizarnos tratando de encontrar respuestas a la depredación ambiental impuesta que sufrimos; por acción u omisión de las empresas y los gobiernos"


*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de La Cascada*

¿Y TU QUÉ OPINAS?