Cascada Noticias - Un medio con identidad
Al Estilo Jalisco

Ampliación de El Ahogado no es la solución a contaminación

Ampliación de El Ahogado no es la solución a contaminación

Ampliación de PTAR El Ahogado no es la solución a la contaminación del río Santiago, sino frenar el crecimiento urbano-industrial que promueven los gobiernos de la cuenca.

Dadas las declaraciones hechas por el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, consideramos indispensable hacer un llamado al Gobierno Federal a escuchar otros planteamientos desde los especialistas, universidades e instancias federales como la Secretaría de Salud, el CONACYT y la SEMARNAT, así como sus Comisiones involucradas como son el CENAPRESE, la COFEPRIS y la CONAGUA y, sobre todo, que escuchen la voz de las comunidades afectadas que nos hemos organizado y que hemos denunciado las causas que son propiciadas por los mismos gobiernos.

Particularmente, queremos señalar que la inversión de la ampliación que se está solicitando para la la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) El Ahogado, no hará que el río Santiago pase de “una calidad buena a excelente”, pues la gráfica que mostró el gobernador en conferencia de prensa solo mostraba datos de Demanda Bioquímica de Oxígeno y los contaminantes que se aportan al río Santiago y, en mayor medida, al arroyo y la presa de El Ahogado, son de origen industrial y es donde se encuentra el epicentro del desastre ambiental en toda la cuenca. Asimismo, el impacto ecológico de la operación de la PTAR El Ahogado no ha sido algo que hayan querido poner en discusión, pues su ubicación también tiene su origen en posibilitar la desviación del canal de El Ahogado para la pérdida de caudal de la presa y propiciar su desecación que posibilite las inversiones inmobiliarias e impida la restauración de este cuerpo tan deteriorado.

En 2012, como un proyecto planteado por los gobiernos panistas de Emilio González Márquez, aliado político del actual Gobierno de Jalisco, y de Felipe Calderón, se vendió de la misma manera y no hemos visto sino una debacle de nuestras condiciones de vida, de un incremento de la morbilidad y la mortalidad asociada a los contaminantes industriales.

Esa PTAR únicamente dio un respiro a los gobiernos en turno por las protestas de las comunidades y posibilitó que las grandes empresas nacionales y transnacionales del corredor industrial de El Salto, con total impunidad, siguieran envenenando el río Santiago y sus afluentes.

Hoy quieren repetir la historia alentando las inversiones e encubriendo a los verdaderos culpables mediante este megaproyecto de saneamiento parcial.

Paralelamente, el Gobierno de Jalisco presume de haber invertido en Ordenamientos Ecológicos Regionales y Locales que a su vez plantean el crecimiento de las zonas industriales e inmobiliarias como son el caso de la Ribera de Chapala, Poncitlán, Tlajomulco y El Salto.

Estos gobiernos locales son solapados por las autoridades estatales que siguen atrayendo las inversiones contaminantes cuando no son capaces de regular las actuales.

Por último, queremos señalar que el impulso de las presas El Zapotillo y Purgatorio y la red de distribución que está planteando este gobierno, también ahonda la crisis hídrica de la región y particularmente afectarán la calidad del agua del río Santiago, tanto por la pérdida de su principal caudal que es el río Verde, como por el incremento en las descargas contaminantes que el Gobierno del Jalisco se ha mostrado incapaz de tratar. La crisis hídrica de Jalisco no se resolverá si siguen defendiendo a los grandes acaparadores del agua, refresqueras, cerveceras, embotelladoras, industrias manufactureras y, sobre todo, las grandes inmobiliarias que con o sin concesiones saquean nuestros acuíferos.


SOBRE EL AUTOR: Un Salto de Vida se define como una asociación civil conformada por: "pobladores de los municipios de El Salto y Juanacatlán, Jalisco, que decidimos organizarnos tratando de encontrar respuestas a la depredación ambiental impuesta que sufrimos; por acción u omisión de las empresas y los gobiernos"


*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de La Cascada*

¿Y TU QUÉ OPINAS?