Cascada Noticias - Un medio con identidad
Al Estilo Jalisco

El Niágara Mexicano

El Niágara Mexicano

En el mundo hay claros ejemplos de ciudades industriales que se han reconvertido en verdaderos puntos de interés turístico debido a varios factores. Algunos son la riqueza natural, cultural, histórica, gastronómica y de fiestas y tradiciones.

 

Bilbao, en el Norte de España, más concretamente en el País Vasco, en la década de los años 90´s era considerada una ciudad industrial gracias a su industria acerera. Al llegar el Museo Guggenheim en el año de 1997, la ciudad transformó su vocación, fisonomía y se “volcó” literalmente a la actividad turística recibiendo hoy alrededor de más de 2 millones de personas, cifra antes de esa fecha impensable.

 

En lo que toca a los atractivos naturales con los que cuenta alguna población en el mundo y más concretamente en nuestro país, se pueden considerar más agraciados porque ya no deben crear o implementar zonas de atracción turística debido a que la naturaleza ya les echó una “manita” al otorgarles motivos de viaje a las personas que quieran disfrutar de esas bondades.

 

Así como hay lugares que se reconvierten al turismo creando o explotando sus beneficios, hay otros sitios en la geografía nacional que han dejado de lado ese aprovechamiento y, por desgracia, ahora se lamentan por el mal uso que se le han dado a los posibles atractivos que les hubieran acarreado divisas y desarrollo local.

 

Claro ejemplo es el municipio de Juanacatlán, aquí en Jalisco, el cual cuenta con una Cascada, incluso denominadas cataratas, las cuales corren sobre el Río Grande de Santiago y que en sus mejores tiempos abarca un desnivel de 20 metros y casi 150 metros en forma de herradura. Incluso en sus mejores tiempos, se les llegó a nombrar “El Niágara de México”; su aparición al mundo fue cuando la empresa Nunatex se instaló justo al frente de las cascadas y así duró por más de 100 años, hoy fábrica cerrada producto de la mala administración.

 

Hoy esas cascadas tienen una grave y severa degradación debido al vertido de residuos industriales y cloacales en el Río Santiago, casi desde su origen en el Estado de México, Guanajuato y Jalisco.

 

Si esa cascada estuviera sana, definitivamente se podría tomar como un gran atractivo turístico de talla mundial y más con los apoyos que tienen dependencias federales y estatales para la promoción, desarrollo y explotación de los destinos.

 

Nuestra entidad ha perdido una fuente importante de desarrollo turístico, por supuesto que el hubiera no existe, pero con planes de desarrollo sustentable en los diferentes estados por donde pasa el Río Santiago y la aplicación de la ley en materia de desechos tóxicos, hoy tendríamos una importante localidad en materia de infraestructura turística capaz de recibir no sólo a los habitantes de Guadalajara, apenas a 15 kilómetros de distancia, si no de varias partes incluso de la República Mexicana.

 

El turismo se convierte en México en un detonante económico y de desarrollo local, municipios como el Salto-Juanacatlán, podría convertirse en uno de ellos.

 

PUBLICIDAD: