Cascada Noticias - Un medio con identidad
Al Estilo Jalisco

Ser trans en El Salto

Ser trans en El Salto

Mi nombre es Ivonne. Esta es mi experiencia de ser trans en El Salto.

Crecí en San José del Castillo. De niña aprendí a escribir ese nombre masculino que no me gustaba, los pasteles de cumpleaños, mis diplomas que obtuve durante toda la primaria y secundaria eran opacados porque no me veía reflejada en ellos, ese no era mi nombre, esa no era Ivonne, lo mismo cuando en clases de deportes o desfiles tenía que hacer actividades “varoniles” aun cuando no me gustaban y claramente me sentía no perteneciente, y esa infancia que debería ser hermosa se transformaba en miedo, en pánico, esa vida que no se le desea a ningún niño, a ninguna niña.

Cuando crecí y llegó mi vida laboral ya con mi vestimenta e identidad de mujer, el infierno comenzó, no tenía derecho a utilizar el baño de mujeres, al inicio me sacaron los guardias de manera humillante varias veces, sin embargo, en el de hombres los acosos y las risas eran constantes. Ya ni les platico del tema de vestidores, era la incomodad total, era como si no formara parte de nada, como si el mundo rechazara mi existencia.

El hecho de que mencionaran lista en voz alta y checar entradas y salidas era el martirio que reflejaba miradas y risas incomodas. Buscar empleo donde contrataban solo mujeres era el riesgo inminente de que siempre me terminaban rechazando y un empleo varonil simplemente me decían que no porque yo era una mujer, no había espacios para mí, el hambre llegó muchas veces.

Un día unos policías comenzaron a hostigarme durante una madrugada que yo regresaba a casa, y me querían subir a la patrulla. ¿Y si me acusan de algo? ¿Me van a llevar a la cárcel de hombres? Era todo lo que mi mente podía pensar en ese momento.

Cuando llegó esta Ley de Identidad de Género a Jalisco fue para mí una señal no sólo de acta nueva, fue una señal de respaldo jurídico a mi identidad POR FIN, fue la esperanza de dejar atrás todos esos momentos dolorosos y de llanto y aunque siempre fui Ivonne… mis documentos eran la pistola que utilizaban para tirar el balazo a mi dignidad como ser humano.

Con mucho esfuerzo logré superarme, estudiar y llegar trabajar en Gobierno en el cual tengo ya 5 años, me siento muy orgullosa pero antes viví martirios y humillaciones que nunca debieron suceder.

Es el momento de que nos demos cuenta de que nos falta mucha empatía para analizar todo lo que hay detrás de una persona trans y comprendamos que no buscamos imponer ninguna ideología, que no buscamos retar ninguna creencia, soy una persona que solo buscó ser feliz, que se me respete y no se me trate como una delincuente.

Soy una persona que pago impuestos, que trabajo, que soy productiva para mi nación, los enemigos están allá afuera robando, matando, violando, es momento de más amor y menos odio, momento de entender que El Salto y Jalisco merecen personas empáticas con el prójimo, y la inclusión y respeto por la identidad de los demás es un paso muy importante que lejos de atacar debemos abrazar, por el bien de las actuales y futuras generaciones, heredemos un municipio más humano. 

Sobre la autora: Ivonne Vera Valle, originaria de San José del Castillo, activista por la Diversidad Sexual, Estudiante U de G y una de las pocas funcionarias trans a nivel nacional.

Orgullosa representante Saltense.


*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de La Cascada*