Cascada Noticias - Un medio con identidad
Al Estilo Jalisco

De amores imposibles

De amores imposibles

“Nature has cunning ways of finding our weakest spot”

Call me by your name

El amor es un tema complejo que está presente en nuestras vidas. La música, el cine, la literatura y el arte en general está permeado con un discurso amoroso que describe el sentir del enamorado, ya sea a manera de ilusión y felicidad o de desdicha. Estas narrativas funcionan porque generan una identificación casi inmediata con el espectador, cualquiera que escuche o vea será capaz de proyectarse en estas historias, porque todos nos hemos enamorado al menos una vez.

Aunque la concepción de amar se haya transformado con el paso del tiempo, no ha dejado de tener gran importancia en la vida cotidiana. Y es que, el amor de pareja se ha convertido erróneamente en el fin último de la felicidad, cuando debería de ser un medio. Según las teorías clásicas, el amor es un ideal y un motor en la vida del ser humano. Lo que quiere decir, que una vez que se selecciona al ser amado, no significa que se ha llegado a la felicidad, sino que se ha emprendido un nuevo camino, en el que tanto el ser amado como el que ama proyectan un futuro juntos.

Probablemente la razón por la que se ha malentendido el amor, es por un instinto pasional y arrebatador con el que se confunde. Lo cierto es que gran parte de esa idea, se la debemos a que después del fracaso de la modernidad, al querer explicar todo a través de la razón, todo se convirtió en emoción desbordada. El romanticismo trajo consigo novelas de amores apasionados. La pasión, entonces, tomó un papel sumamente relevante en la transformación de la idea de amar, esto contribuyó a la aparición de la familia moderna, el matrimonio se convirtió en la culminación del amor pasional.

Esos amores apasionados de las novelas románticas, normalmente conllevan a una tragedia. La intensidad que provoca el dramatismo de estás narraciones, es precisamente lo que las vuelve atractivas para el espectador y como bien dice Kierkegaard, sin amor desgraciado no habría nada que contar. La exaltación de emociones funciona para narrar historias, que en algunas ocasiones se asemejan a la realidad. Tal vez la representación de estas parejas han contribuido a que prevalezca la concepción que hoy existe del amor. Pero qué es el amor, sino una virtud que equilibra la pasión y la razón.

El amor es un tema recurrente en las narraciones cinematográficas, incluso cuando la historia no gira en torno a una pareja, la mayoría de las veces se añade un elemento romántico a la trama. A lo largo de la historia del cine, hemos sido cómplices de muchas ficciones que como a los protagonistas, nos han dejado el corazón roto. En ellas encontramos parejas que viven una relación concentrada en la pasión y que por diversas situaciones se tienen que separar, dejando la promesa de un amor eterno, a pesar de no estar juntos.

A continuación presento un listado de películas que tratan de este tema, aclaro que el criterio de selección no es más que el gusto personal de quien escribe.

Los paraguas de Cherburgo (1964)

Dir. Jacques Demy

Los paraguas de Cherburgo es una película que está cantada en su totalidad. Narra la historia de Geneviève y Guy. Después de la muerte de su padre Geneviève y su madre se mantienen de una pequeña tienda de paraguas en Cherburgo. Geneniève se enamora de Guy. La pareja vive un amor apasionado que dura poco, pues Guy debe partir a la Guerra de Argelia, dejando a Geneviève embarazada. Su madre la convence de que se case con un joyero que está enamorado de ella. Al regresar, Guy se entera y se casa con una enfermera que cuidó de su tía. Algunos años después Geneviève llega a

una estación de servicio que le pertenece a Guy, hablan sobre su hija y después cada quien vuelve con su familia.

La película es conocida como la obra maestra de Jacques Demy, pues la complejidad de presentar los diálogos y el pensamiento de los personajes a través de la música, hace que se asemeje a una ópera audiovisual. El diseño de producción es otro de los puntos más fuertes del filme, pues con la paleta de colores, y el diseño y decoración de los espacios nos sumerge en un mundo color de rosa, propio de un par de jóvenes viviendo la ilusión del amor por primera vez.

Deseando amar (2000)

Dir. Wong Kar-Wai

Deseando amar narra la historia de Chow Mo-Wan y Su Lizhen, quienes son vecinos. Sus parejas trabajan mucho, por lo que ambos pasan bastante tiempo solos. Ante esa soledad, comienzan a convivir y a entablar una amistad, hasta que descubren que sus respectivas parejas tienen una relación a escondidas. A partir de ese momento, Chow invita a Su a ayudarlo a escribir historias para el periódico en el que trabaja y su relación se vuelve más íntima.

La película retrata los corazones rotos de dos personas, sin nunca ver emociones desbordadas. La historia está narrada desde la distancia, como haciéndonos cómplices de algo. El desamor que viven los protagonistas se percibe solamente a través de ellos, nunca conocemos a sus parejas ni sus dinámicas como matrimonios, pues en está pequeña ventana que se nos abre como espectadores, solo nos interesa el sentir de Chow y Su, sin otras perspectivas. El amor entre ellos nace ante nuestros ojos, incluso cuando los protagonistas no están conscientes de ello. Deseando amar, refleja tal cual su nombre, pues tanto Chow como Su se quedan con un corazón roto, pero a la vez con un recuerdo bello de algo que no terminó de ser.

Secreto en la montaña (2005)

Dir. Ang Lee

En el verano de 1963, Ennis y Jack se conocen mientras trabajan pastoreando ovejas en Brokeback Mountain. Comienzan una relación romántica mientras siguen trabajando, pero conscientes de que eventualmente va a terminar, tan pronto como acabe el verano. Ambos vuelven a sus vidas, se casan con diferentes mujeres, pero cada cierto tiempo se reúnen en Brokeback Mountain. En uno de sus reencuentros, se pelean y dejan de verse. Jack es agredido hasta provocar su muerte por ser homosexual, Ennis se entera tiempo después.

La película hace uso de planos generales para exaltar lo vulnerables que son los protagonistas ante la magnanimidad de la sociedad que desaprueba su amor. Constantemente busca generar melancolía en el espectador. Las escenas de intimidad entre los enamorados son retratadas con ternura, esto aunado a la banda sonora que ganó un Óscar en 2005, convierte a Brokeback Mountain en una pieza magistral de Ang Lee.

La vida de Adèle (2013)

Dir. Abdellatif Kechiche

Adèle es una chica de secundaria que se enamora de Emma, una pintora en ascenso. La relación marcha bien, tanto que deciden vivir juntas. Con el paso del tiempo, Emma menosprecia la carrera como docente de Adèle, entre reproches y resentimientos, deciden separarse. Algún tiempo después Adèle va a la nueva exposición de Emma, en donde hay cuadros de desnudos de ellas, cuando eran pareja. Adèle la felicita y se va de la exposición.

La línea narrativa de la historia la lleva Adèle, por lo que durante la película estamos inmersos en su manera de percibir las cosas. La narrativa te sumerge en el personaje y facilita la identificación con ella. Mientras Adèle descubre su sexualidad y ama con

pasión, el espectador lo hace con ella. No por nada se ganó la Palma de Oro a Mejor Película en el año de su estreno.

La la land (2016)

DIr. Damien Chazelle

Sebastian y Mia tienen diversos encuentros desafortunados. Sebastian es un pianista desempleado y Mia una aspirante a actriz que trabaja en una cafetería dentro de los estudios. Un día coinciden en una fiesta, en donde tienen la oportunidad de conocerse un poco más. A partir de ese momento, comienzan a salir y llevan una relación que parece ser feliz. Todo se complica cuando Sebastian decide tomar un trabajo como pianista de una banda de jazz contemporáneo. Ante el nuevo empleo Mia se muda con él, pero las horas de trabajo provocan una distancia entre ambos. Cuando Mia presenta la obra en la que ha estado trabajando por meses, Sebastian no asiste por cuestiones de trabajo, esto provoca que Mia regrese a su ciudad natal. Tiempo después una directora de casting la busca, obtiene un papel que la llevará a París, ante eso deciden separarse.

La la land es un homenaje a los musicales clásicos de Hollywood, la historia sumerge a los personajes en una burbuja de tiempo, pues no sólo se respetan ciertas narrativas del cine clásico, sino que los mismos personajes representan estereotipos cercanos a ese tiempo. La fotografía aunada al diseño de producción y la música, crean una atmósfera que nos ayuda a no perder de vista que lo que se está viendo es una ficción. Una de las partes más destacadas del filme, es el epílogo en el que el director nos muestra el arrepentimiento de Sebastian y el ideal de Mia.

Llámame por tu nombre (2017)

Dir. Luca Guadagnino

En el verano de 1983, Oliver, un estudiante de posgrado estadounidense visita la casa de verano de un profesor de arqueología, que vive con su esposa y su hijo Elio.

Mientras realizan algunas actividades juntos, la atracción se hace más evidente por parte de Elio. En una de esas salidas, Elio le confiesa a Oliver sutilmente lo que siente por él, a pesar de que Oliver le sugiere que no hagan nada al respecto más tarde se besan, lo que provoca una distancia por algunos días. Después de que Elio le deja una nota a Oliver se vuelven más cercanos, hasta el día que Oliver debe de regresar a su país.

Llámame por tu nombre es una película contada de manera espectacular. Durante la mitad del filme va creciendo una tensión entre los protagonistas y el espectador, se crea un ansia esperando a que por fin llegue el momento. La película es triste, no necesita mostrarnos acciones dramáticas, pero la tristeza se proyecta en los personajes, en el tiempo que Elio asegura que han perdido. Tanto los personajes como el espectador están conscientes de que va a terminar y eso genera una profunda tristeza.

 

Sobre el autor:

Itzel Urzúa es amante del cine, la televisión y la literatura. Licenciada en Ciencias de la Comunicación y maestra en Humanidades.