Cascada Noticias - Un medio con identidad
Al Estilo Jalisco

Familia y Hogar: Día de Muertos

Familia y Hogar: Día de Muertos

Que tal amigos nuevamente los saluda su amiga: Brenda Martínez Copado, ahora con una columna basada en nuestra cultura mexicana me refiero al día de muertos que se festeja el 2 de noviembre:

Los orígenes de la tradición del día de muertos son anteriores a la llegada de los españoles quienes tenían una concepción unitaria del alma, concepción que les impidió entender el que los indígenas, atribuyeran a cada individuo varias entidades anímicas y que cada una de ellas tuviera al morir un destino diferente. Dentro de la visión prehispánica el acto de morir era el comienzo de un viaje hacia el reino de Mictlán, el reino de los muertos del inframundo, este viaje duraba cuatro días. Al llegar a su destino el viajero ofrecía obsequios a los señores del Mictlán: Mictlantecuhtli ( señor de los muertos) y su compañera: Mictecaacihualt ( señora de los moradores del recinto de los muertos ) estos lo enviaban a una de nueve regiones donde el muerto permanecía un periodo de prueba de cuatro años antes de continuar su vida en Mictlán y llegar así al último piso que era el lugar de su eterno reposo dominado: " obsidiana de los muertos " 

El calendario católico designó el 1 de noviembre como el día de todos los santos, que corresponde a los niños o muertos chiquitos, por otro lado el 2 de noviembre es el día de los fieles difuntos que son adultos.

Uno de los datos interesantes es que en los pueblos antiguos se daba gran importancia al culto de los muertos, en las culturas indígenas era común sepultarlos, colocar junto a ellos sus pertenencias, se ponía alimentos y provisiones que necesitarían para su viaje a la región de los muertos.

El altar debe estar levantado de forma que se formen tres niveles que representaban el pasado, el presente y el futuro y en la parte superior los retratos de los difuntos.

Los elementos ornamentales básicos que nunca deben de faltar son la flor de cempasúchil y las velas. Manteles de papel de china picado, así cómo las banderitas de colores clavadas en limas, mandarinas, naranjas o toronjas.

Entre los alimentos que constituyen la ofrenda figuran el maíz y el chocolate, jarros , cazuelas y ollas de barro se llenan de frijoles, arroz, maíz, tamales, tortillas, dulces y café negro. Al igual la calabaza y fruta cubierta.

El altar se tiene que mostrar con flores, calaveritas de azúcar, 4 veladoras donde señalan los cuatro puntos cardinales.

Frente al altar en un lugar visible se forma una cruz de sal para purificar las almas.

El pan de muerto se pone como ofrenda , es un pan especial que es una hogaza de harina de trigo adornado con dos canillas en cruz. Se rocía con granos de azúcar, que al hornear el pan se derriten y al fundirse simulan lágrimas. 

De suma importancia colocar objetos personales que eran del agrado del difunto según su edad al morir.

Es importante mencionar un aguamanil o tina , agua, jabón y toalla por si el anima necesita lavarse las manos después del largo viajé.

También una jarra con agua para que se moje los labios resecos por el largo viaje.

El licor, tequila preferentemente es para que se acuerde de los grandes acontecimientos agradables durante su visita.

El copal sirve para que el humo limpie el lugar de malos espíritus y así pueda entrar el anima a su casa sin peligro alguno.

La cruz grande de ceniza sirve para que al llegar el anima hasta el altar, pueda expiar sus culpas pendientes.

En sí el día de muertos es la única fecha del año en que los mexicanos podemos sentirnos realmente cerca de los seres queridos que ya no están con nosotros en épocas pasadas.

Un claro ejemplo de un altar tradicional, basado en un icono de la cultura mexicana: Frida Kahlo.


Poema a la muerte:

Soy el misterio más hondo

Para el hombre y soy la suerte

Universal: yo soy la muerte

Que en tu camino me escondo.

En mi esencia no respondo a lo que piensen; soy fuerte, pero habrá quien te despierte en mi sueño desde el fondo.

Más allá de mi frontera

Habrá cambiado tu suerte con la vida verdadera.

Y está será tu partida: tras de la vida, la muerte

Tras de la muerte la vida.


Y para los chiquitines del hogar una divertida copla mexicana en honor a este día de muertos

Me despido con esta frase queridos amigos, espero les halla gustado está breve reseña sobre nuestra cultura mexicana: Día de muertos!!

"LA VIDA DE LOS MUERTOS, ESTA EN LA MEMORIA DE LOS VIVOS"

Sobre la autora: Brenda Maria de Guadalupe Martínez Copado, habitante de la cabecera municipal del Salto Jalisco, Licenciada en educación preescolar, activista en la protección de animales y preocupada por inculcar los valores morales en los niños, interesada por preservar las tradiciones que nos rigen.