Cascada Noticias - Un medio con identidad
Al Estilo Jalisco

¿Sabías que hay volcanes en El Salto y Juanacatlán?

¿Sabías que hay volcanes en El Salto y Juanacatlán?

De acuerdo a la fuente de INEGI 2020, las comunidades de El Salto y Juanacatlán cuentan con formaciones volcánicas totalmente inactivas, mismas que forman parte del eje neo volcánico o cinturón de fuego del país.

Principalmente, se encuentran Cerro San Francisco, San Bartolo (El Colorado) ahora considerado el banco de material más explotado y erosionado del área metropolitana por su alto contenido de rocas caliza, ígneas extrusivas, riolita, andesita, basalto, toba y brecha volcánica.

En seguida, San Martin, La Cruz, El Bosque El Papantón, incluyendo El Filo y los Mazos, finalmente hacia el sur de Juanacatlán se ubica El Cerro El Molino. 

Dichas formaciones también se están alineadas a su vez con La Sierra del Travesaño, El Tecuán, El Tigre, La Caldera Volcánica del Bosque de la Primavera, misma razón que explica el agua termal de la zona turística denominada Los Acapulquitos, ubicada en la comunidad Casa de Teja de Juanacatlán.

Cabe mencionar, que al ser catalogados volcanes inactivos ya no se cuenta con periodos de erupción, pero nuestro territorio si está expuesto a presentar fenómenos sísmicos.

En contexto general, como ciudadanos nos vemos forzados a realizar nuestro patrimonio, lo que conlleva adentrarnos al proceso de bienes y raíces por adquisición o venta de terrenos, procesos que llevamos en nuestra vida cotidiana. Para ello, es necesario consultar estudios geológicos que nos muestre la topografía (relieve), edafología (suelos), y la litografía (rocas), con la finalidad de prever daños y perjuicios en nuestra vivienda. 

Como parte del proceso de evolución, los Municipios de El Salto y Juanacatlán son comunidades que ya han implicado afectaciones económicas no solo por fenómenos sísmicos, sino también hidrometeorológicos como pueden ser las sequias provocadas por el cambio climático, perdida de cosecha en Ejidos de Juanacatlán inducida por ciclones a escala nacional e inundaciones constantes en Fraccionamientos situados en las márgenes del caudal, como es el Caso de la localidad Galaxia Bonito Jalisco (La Azucena) y Las Lilas, zona mayormente afectada como fue la inundación trágica del 2008, donde las autoridades exponen que el fenómeno ocurrió por falta de mantenimiento a las represas que conforman el Río Santiago. 

A falta de los instrumentos de planeación como son el Atlas de Riesgo y el Plan de Ordenamiento Ecológico Territorial, desde mi perspectiva considero que no estamos preparados para atender un siniestro de este tipo, ya que las autoridades no cuentan con los lineamientos de programas de riesgos en materia de salud, tampoco en la gestión de proyectos territoriales, mismos que se deben consultar y gestionar en los tres niveles de gobierno (Municipal, Estatal y Federal). 

¡Aprender a prevenir es aprender a vivir!


SOBRE LA AUTORA:

Brenda Cortés es geógrafa, nativa de Juanacatlán.

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de La Cascada*

Publicidad: