Cascada Noticias - Un medio con identidad
Al Estilo Jalisco

Las motos, un operativo para recaudar

Las motos, un operativo para recaudar

En semanas recientes agentes de vialidad del Estado han realizado operativos para verificar que la ley y reglamento de movilidad se esten cumpliendo en El Salto, ¿es eso malo? No, no lo es pero esto es más profundo de lo que parece. A nadie nos gusta que la autoridad nos diga que estamos mal y que nos sancionen por ello, pero es necesario vivir en una sociedad con reglas establecidas para una mejor convivencia, pero dichas reglas tienen su propias reglas para aplicarse.

El crecimiento demográfico y otros factores, hacen de la motocicleta un medio rápido y barato ideal estos días ante la situación económica que representa para una familia que tiene que trasladar a sus hijos por el motivo que sea. Hemos visto como pululan en nuestras calles motocicletas que paracen no tener orden, conducidas especialmente por jovenes que rara vez usan la protección requerida por ley, ¿podríamos culparlos? No del todo, y hacerlo sería eximir al gobierno municipal y estatal de su responsabilidad.

Por ley, el Ayuntamiento, el presidente municipal y la dependencia municipal de vialidad, entre otros; son responsables de vigilar que la Ley de Movilidad se cumpla, en coordinación con el gobernador a traves de la Secretaría de Movilidad, pero al mismo tiempo contempla que éstos deben coordinarse para: dar seguridad y prevención de accidentes, orientar, participar y colaborar con la población para prevenir infracciones, lo cual no sucedió en El Salto, simplemente se establecieron operativos con la clara intención de aplicar las sanciones.

Me detengo para explicarlo coloquialmente, los padres antes de castigar al hijo le enseñan, le advierten y si el hijo insiste entonces se le castiga, lo mismo contempla la ley ya que primeramente el municipio, en coordinación con el Estado, debe colaborar con la sociedad para informarle de las obligaciones, es decir; socializar la ley y posteriormente aplicar sanciones, en lugar de ello nos llegó el castigo directamente. El Ayuntamiento de El Salto debe tomar responsabilidad por no cumplir con la encomienda que le exije la ley en cuanto prevención, ya que por años se dejo que el problema creciera sin control actuando así como un ente pasivo.

La ley de movilidad se promulgó hace 6 años, tiempo suficiente para haber creado programas de socialización en nuestro municipio, (entiendase que tripticos y post en las redes sociales oficiales no son programas) la actual administración tiene poco más de ocho meses, tiempo suficiente para cumplir con la encomienda que le obliga la ley, pero resulta cómodo que una agencia estatal venga a poner orden a un problema local crece por la permisibilidad pasiva de los pasados y actual gobierno municipal.

Los programas de los cuales el Ayuntamiento ha sido omiso son: promover el conocimiento de la ciudadanía de los preceptos legales, fomentar infraestructura y equipamiento vial carretero, orientar a los usuarios sobre la forma de desplazarse, promover una relación digna y honesta al conducir, entre otros afines que contempla la ley.

Bajo la figura de ‘medida de seguridad’ el Estado procedó a retirar vehículos en los casos previstos en la ley: (mayoría motocicletas) falta de placas, placas sobrepuestas, placas dobladas, falta de tarjeta de circulación, circular sin seguro, etc. Décadas de uso de la motocicleta en nuestro municipio ante la pasividad y hasta complicidad de las autoridades municipales han creado en El Salto una cultura de “no hay reglas”, ¿podemos culpar de todo a la ciudadanía? Definitivamente no, no se puede castigar lo que tácitamente se ha permitido, sino previamente se trabaja en un cambio cultural donde el gobierno municipal históricamente ha tenido mucha responsabilidad.

El estado también es responsable de la cultura y seguridad vial, tiene la encomienda de incidir en usos y costumbres de los individuos que conducen una motocicleta, por medio de acciones que beneficien en la optimización de valores, realizar campañas informativas para reducir el número de accidentes, relacionadas con la mala práctica de manejo de motocicletas, así como la prevención de factores de riesgo como lo son: el uso del casco en motociclistas, respetar el límite de velocidad, contar con poliza de seguro, menores abordo entre muchas otras cosas que son establecidas en la Ley de Movilidad del Estado de Jalisco, y que aquí simplemente parafraseo.

Los motociclistas tienen derecho a que las autoridades correspondientes promuevan acciones y cursos de capacitación especializadas para facilitar las mejores prácticas para manejar sus vehículos, pero en El Salto apenas tenemos raramente modulos temporales para tramitar licencias y muy amenudo los habitantes tienen que trasladarse a otros municipios para adquirir las placas, falta mucho por mejorar en infraestructura administrativa y vial que propicie los fines que busca la ley de movilidad, mientras esto no suceda estaremos a merced de una ley que se aplica para sancionar pero no para prevenir donde el ciudadano siempre es el perjudicado, visto de esta forma la ley es parcialmente aplicada en perjuicio del ciudadano, ahora bien de los ingresos totales que se obtinen por estas multas el 45% debe ser destinado para contruir y generar infraestructura y equipamiento para la movilidad no motorizada, es decir peatones y bicicletas, me pregunto si el Estado esta cumpliendo con dicho precepto legal.

*Arquímides Andrés Flores López es habitante de El Salto. Abogado y Administrador. Documentalista por afición.

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de La Cascada.

PUBLICIDAD: