Cascada Noticias - Un medio con identidad
Al Estilo Jalisco

Nuestros derechos están en riesgo

Nuestros derechos están en riesgo

Quiero compartirles porque el mensaje del 29 de abril de Guillermo del Toro (@RealGDT en Twitter) hace todo el sentido del mundo desde el punto de vista legal, mientras que la respuesta de del Gobernador Enrique Alfaro (@EnriqueAlfaroR) solo demuestra que no entiende ni le importan los derechos de las personas en Jalisco.

Dijo Guillermo del Toro que en estos momentos lo que se necesita es empatía y sensatez, basicamente la definición de un gobierno diligente, es decir, uno que haga bien las cosas. Dicho esto, cuando la policia detiene a alguien por ir a comprar comida, o a atender cualquier otra necesidad o pendiente, es un abuso de autoridad. Sin importar si se trata de un elemento municipal o federal el Gobernador tiene vela en el entierro, ya que las policñias municipales estan deteniendo a la gente con base en su decreto de medidas contra el coronavirus covid19. Voy a explicarles por que ese decreto no solo está mal hecho sino que también es en definitiva autoritario.

Como si de una novela se tratara, muy “lindo” se ve Alfarito suspendiendo derechos humanos, como el libre tránsito, por motivo de la pandemia ... pero hay un detalle… ¡le faltan atribuciones constitucionales para hacerlo! Es decir, un Gobernador, el que sea, hasta el má macho, está impedido para suspender los derechos de las personas que nuestra constitución política consagra. En ninguna parte de la constitución general - ni en el artículo 11, ni en el 21 ni en el 29, van a encontrar que un gobernador pueda suspender derecho los derechos reconocidos por el bloque constitucional. Es tan simple como eso.

Habrá quien diga que “tiempos extraordinarios requieren medidas extraordinarias”. Y esto puede ser mas o menos cierto, pero aun así no le corresponde a un gobernador decidirlo. Sólo el Presidente de la República, con aprobación del Congreso de la Unión puede suspender nuestros derechos, por cierto tiempo, en determinado lugar, y por causas plena y absolutamente justificadas puede hacerlo. Esto porque siempre que se suspenden legal o ilegalmente los derechos humanos hay abusos, así que lo mejor es NO hacerlo. Aunque quiera verte “mejor que el Presidente”.

Nuestro Gobernador, además remata su decreto con declaraciones públicas como que “la vida está por encima del libre tránsito”, y pues NO, así no funcionan los derechos fundamentales. Cuando la constitución reconoce los derechos humanos, esto implica que son derechos propios, que tenemos por el simple hecho de ser personas y que además vienen juntos, en paquete, de forma universal, indivisible, inalienable, etc... Aunque es cierto, esos derechos no son “absolutamente absolutos”. Los derechos que la constitución nos reconoce PUEDEN suspenderse, como explicaba hace un momento, por el Presidente con autorización del Congreso de la Unión, siempre que argumente suficientemente que esa suspensión es proporcional y se ponderó que la afectación de un derecho en beneficio de otros era la mejor opción, esto con parámetros que la Suprema Corte y la Corte Interamericana han ya establecido; así, y sólo así podría justificarse una suspensión de derechos, que no deja de ser el último escenario a explorar en cualquier situación. Y otra vez, esto no lo puede, ni debe, decidir un Gobernador.

En conclusión, cuando decirmos que el decreto de Alfaro es una medida autoritaria no es “de a gratis”; como dijimos antes, ni puede hacerlo según nuestra ley suprema, ni tampoco lo hace de forma legal ni lo hace bien. Así que todo mal. Toca dejar hacerse “el macho”, el Gober que “todo lo puede” y que “es mejor que el Presidente” y es mejor ponerse a trabajar de verdad, de manera articulada con la autoridad sanitaria nacional para superar esta crisis. Sus cálculos electorales no importan, quienes importan son las personas que dependen de que haga bien su trabajo.

Con esto no quiero decir que no sean bienvenidas las medidas locales adicionales, por ejemplo la ayuda económica a familias que lo necesiten, un ingreso básico universal, o el apoyo económico a las micro y medianas empresas, pero las que si de plano no son bienvenidas son las medidas locales que violen los derechos de las personas. En su lugar, seamos empáticas y empáticos con las personas que no pueden aislarse, ayudemos a que se cuiden y provean para sus familiar. En vez de golpearles y arrestarles, ayudemos a la gente y a las empresas en esta crisis, solo así cuidamos a todas las personas.

SOBRE EL AUTOR: Aldo Partida Rodríguez

Consejero Político en Futuro Jalisco. Consultor y profesor de derecho constitucional en el ITESO. Rompiendo el estereotipo del abogado un argumento y un tatuaje a la vez. Ejerciendo la paternidad con responsabilidad, abrazos, cuidados y mucho amor. Lo encuentras en Twitter como @elAldoPartida.

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de La Cascada*

¿Y TU QUÉ OPINAS?