Cascada Noticias - Un medio con identidad
Al Estilo Jalisco

¿25 mil víctimas más de la voracidad inmobiliaria?

¿25 mil víctimas más de la voracidad inmobiliaria?

Bajo el lema favorito de las autoridades en turno de todos los niveles de gobierno: “nos dejaron un cochinero” y “los permisos han sido otorgados en administraciones anteriores”, el ayuntamiento de El Salto está permitiendo la violación del Plan de Desarrollo Urbano con la construcción del fraccionamiento Mirador por parte de la empresa Casas Bali, los mismos desarrolladores inmobiliarios de Las Lilas.

No solo esto, también está violando el Plan de Ordenamiento Territorial Metropolitano (POTMet) que contempla esta zona como de Área de Conservación Ecológica y, en la base de datos de INEGI para el municipio, se contempla como zona agrícola. Para el tema del POTMet, por ser posterior a la publicación del plan vigente de El Salto, no les obliga, pero se esperaría que Ricardo Santillán, como presidente del Consejo Metropolitano de Planeación, hiciera respetar dicho instrumento.

Pareciera que no somos suficiente gente envenenándonos en El Salto, o así lo consideran las autoridades municipales de los últimos 15 años. Por este proyecto, que quienes transitan por la carretera de La Alameda-El Salto se habrán dado cuenta, ha habido un derribo masivo de árboles enfrente de La Azucena y se está construyendo una carretera que sube y atraviesa los inicios del Cerro Chato, donde se contempla la construcción de 5,984 viviendas en 5 etapas, lo que se podría traducir en cerca de 25 mil habitantes más para la cabecera.

Pareciera que el plan es unir la cabecera municipal, desde este nuevo fraccionamiento hasta Cima Serena, en El Castillo. No hay claridad en la información que nos han hecho llegar por transparencia, pero lo relevante que encontramos es que el ayuntamiento no tiene conocimiento si existe una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), ni un permiso para el derribo de aproximadamente 500 árboles de mezquite, entre otros, por lo que ya fue multada por esta situación el día 14 de noviembre de 2018 (No. de Folio 0006, 0007 y 0018).

También se multó a la empresa por no acreditar los permisos de construcción en una visita de inspección (Folio 0055) y se realizó una clausura por la perforación de un pozo profundo sin permiso ni concesión (Folio 0004, 0005 y 0014). Además de las violaciones a la legislación y normatividad local que debe hacer defender, el ayuntamiento debió haber derivado a las instancias correspondientes por delitos federales cometidos. A pesar de todo eso, la obra continúa. A pesar de estas situaciones, la Dirección de Obras Públicas confirma que la empresa cuenta con una licencia de construcción municipal emitida en la administración 2010-2012. Las licencias municipales, por lo general tienen una caducidad de 2 años, por lo que la única manera de que esté en regla, es que sea reactivada por la autoridad vigente y eso no ha sido corroborado por el actual ayuntamiento.

Quienes habitamos El Salto, sabemos que es insostenible la llegada de más personas, tanto por nuestra calidad de vida, como por la suya. Los avecindados no saben el contexto al cual llegan: inseguridad, desabasto de servicios básicos como agua, educación, transporte; no saben que llegan a uno de los hotspots del país (nos comunicaron de CONACYT que así tienen clasificado a El Salto y se refieren a uno de los cinco sitios de mayor riesgo y contaminación de todo México); no sabe esta gente de la enfermedad y la muerte que impera, y por si fuera poco, el riesgo por contingencias industriales que no está difundido, ni mapeado, ni de alguna forma esclarecido. Mirador, este nuevo fraccionamiento, sería ubicado encima o muy cerca de los poliductos de PEMEX que están trazados en el mismo Plan de Desarrollo Urbano (hace falta acceder al proyecto ejecutivo para ver el polígono exacto del fraccionamiento). Una explosión de los ductos, que ojalá nunca pase, generaría una contingencia a la escala del 22 de abril o San Juanico, incluso peor, por todas las actividades de riesgo que se traslapan con la zona industrial: el nuevo gasoducto, la movilidad de pipas con sustancias tóxicas y un largo etcétera. Cínicamente, la inmobiliaria Casas Bali, vende sus casas en El Salto con publicidad, entre engañosa y cómica: “El Salto (…) debido a su cercanía con el centro y los demás municipios que conforman a esta extensa ciudad, goza de todos los servicios necesarios para que sus habitantes vivan con goce y confort, como los que ponen a disposición de los pobladores, las ciudades con alto desarrollo económico (…) En dicha cabecera, se encuentra quizás uno de los atractivos turísticos más bellos del municipio y de toda la Zona metropolitana de Guadalajara, a saber, la cascada de El Salto de Juanacatlán” (sic)1.

El llamado es tanto a las autoridades municipales a que pongan alto a toda situación de riesgo que están propiciando con su incapacidad, inoperancia, indiferencia e insensibilidad en aras de proteger los proyectos inmobiliarios, industriales y energéticos. El argumento de que “fue autorizado en anteriores administraciones”, no es válido. Es un escudo de comodidad o conveniencia, pues tienen todos los argumentos legales para detener esta obra que va a afectar de sobremanera la calidad de vida de todos los habitantes de la cabecera. También es este un llamado a toda la gente de estos pueblos a organizarnos y poner altos totales para defender nuestro territorio, o lo que queda de él. Como Agrupación Un Salto de Vida realizamos el día jueves 5 de septiembre, una denuncia en el ayuntamiento de El Salto y haremos las necesarias a nivel estatal y federal para frenar esto y resarcir el daño.

La vida no alcanza para que un pequeño grupo de gente de la población frene este tipo de proyectos que proliferan por doquier. Pronto cerrará el vertedero Los Laureles y demostraremos que somos capaces como pobladores organizados de hacer frente a gobiernos y empresas sin importar su tamaño, pero se requieren más manos, más mentes, más corazones. Recobremos un poco de dignidad como pueblos. Ya basta...

1 “Razones para vivir en el fraccionamiento Las Lilas”, en http://www.casasbali.com/razones-para-vivir-en-el-fraccionamiento-las-lilas/

Alan Carmona es integrante de Un Salto de Vida AC

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de La Cascada*

¿Y TÚ QUÉ OPINAS? 

VER TAMBIÉN: