Cascada Noticias - Un medio con identidad
Al Estilo Jalisco

Collage político 2021

Collage político 2021

Coalicionar o colisionarse…

La ola de cambios que generó el proceso electoral 2018, permeo a todos los niveles de la administración pública. En el caso particular de El Salto, la tendencia de romper con lo viejo y dar oportunidad a lo nuevo, marcó un hito para el municipio. 

Décadas después de estar bajo la administración de un cacicazgo poco común en la ZMG, así como de breves periodos de alternancia donde los jugadores sólo eran dos fuerzas políticas, a los saltenses les llegó la oportunidad de optar por un nuevo proyecto, el cual se distanciará de las viejas prácticas que tenían deteriorado al municipio.

Conforme se acercaba la fecha en la que debía definirse quien encabezaría cada proyecto en los distintos niveles y representaciones políticas del Estado, algunos partidos optaron por usar una estrategia que en algunos casos representaría ganar o perder la elección: la coalición electoral. 

En el ámbito municipal, El Salto representaba un papel importante en la nueva conformación de la agenda pública estatal, posicionando al municipio como un polo importante de fuerza laboral e inversión privada, lo cual se traduciría en un mayor apoyo por parte del Ejecutivo estatal

Una vez estudiados todos los escenarios y definiendo lo que más les convenía a sus respectivos proyectos estatales, el municipio se pintó con los colores de distintas coaliciones electorales, con lo cual, cada uno de los contendientes buscaba asegurar una victoria aquel 01 de julio de 2018. 

Una de las ambigüedades que más quedaron marcadas en aquel proceso electoral, era la diferenciación entre una coalición electoral y una coalición de gobierno, mientras que la primera como su nombre lo menciona, sólo busca obtener una victoria electoral, la segunda se centra en que distintas agrupaciones políticas convivan juntas en un proyecto de gobierno.

La coalición electoral es un mecanismo que se ha usado desde hace décadas, sirviendo principalmente como salvavidas a partidos satélite que buscan evitar la pérdida de su registro. Mientras que una coalición de gobierno, es un proyecto que no se ha manifestado en ningún escenario de la política nacional, sea cual sea el nivel. 

En el territorio saltense, las coaliciones tienen dos interpretaciones opuestas. Mientras que para algunos grupos representó una bocanada de oxígeno que sirvió de impulso para aparecer en la contienda; para otros, estos acuerdos representaron un desgaste y pérdida de credibilidad al proyecto que proponían. 

Conforme empiece a aumentar el ambiente electoral en el municipio, aquellos proyectos que busquen ser contendientes reales del próximo proceso, deberán comenzar a definir si se vuelven a sumar a una búsqueda de intereses particulares (disfrazada de una coalición electoral) o si deciden mostrar un proyecto alejado de los viejos vicios que tanto disgustan a la ciudadanía.

VER TAMBIÉN: #LaEntrevista, Raúl Orozco Montes


  • Trascender o desaparecer…

El proceso electoral 2021 se encuentra a la vuelta de la esquina, el contexto de contingencia sanitaria que se vive actualmente hará que se piensen en nuevas alternativas para las elecciones y campañas, de esta forma y como se demostró en 2018, los actores políticos deberán de buscar nuevas tácticas de comunicación para poder llevar su mensaje a un público cada vez más crítico e informado. 

La información a la cual tienen acceso las y los ciudadanos hoy en día, representa una gran herramienta de comunicación, las redes sociales y los medios digitales han vuelto más cauteloso y selectivo al nuevo grupo de votantes que día a día se interesan más por los asuntos sociales y políticos de su municipio. 

En la actualidad, el acceso a internet representa una excelente herramienta para mantener informada a la ciudadanía, pero como se ha demostrado en repetidas ocasiones, el uso inadecuado de este canal de información puede llegar a contaminarse con información falsa o manipulada, por lo que cada vez es más importante que las personas aprendan a ser selectivas con el contenido que consumen. 

La búsqueda de información para cualquier individuo hoy en día, se encuentra al alcance de una computadora o un teléfono inteligente, por lo que quienes plantean enviar un mensaje claro hacia este nuevo tipo de audiencia, deberán buscar capturar su atención a través de nuevas e innovadoras estrategias. 

En un municipio donde según proyecciones del Instituto de Información Estadística y Geográfica de Jalisco (IIEG), para 2021 la población entre 15 y 24 años será de 37,322 (lo que representaría casi el 37% de la población del municipio), sería de gran utilidad para los actores políticos, orientar y definir su mensaje hacia este segmento del municipio.  

Este mismo instituto proyecta que para el próximo año, El Salto estará rebasando los 100,000 habitantes en su territorio. Este crecimiento demográfico debe de interpretarse de manera adecuada, con el fin de poder seleccionar y dirigir los proyectos y políticas públicas que se propongan en las próximas campañas electorales. 


Aquellos que busquen regresar al escenario político municipal, deberán de reestructurar sus estrategias de comunicación y difusión, con el fin de poder aspirar a competir en un proceso electoral que ya de por sí estará definido como atípico ante la realidad que actualmente se vive.

De igual forma, quienes busquen conservar la posición de toma de decisiones que actualmente tienen, deberán de redefinir la forma en que se trasmiten los logros que han conseguido. Desafortunadamente, las administraciones municipales son muy cortas para evaluar el impacto que una alternancia puede representar.

Quienes encabezan la administración municipal, deben ser conscientes de que tienen que realizarse proyectos “suficientemente grandes para que impacten, y a la vez, suficientemente pequeños para poder ser viables y poder llevarse a cabo”. Quizás de esta forma se podrían priorizar aquellos proyectos que de verdad representen un amplio beneficio para la ciudadanía.

Es momento de avizorar un proyecto municipal que defina un plan de gobierno que coexista con sus sucesores, sea cual sea el actor o color de quien lo encabece. Se ha demostrado que cortar de tajo cada trienio un proyecto municipal no sirve de mucho. Preponderar un proyecto de gobierno sobre los proyectos personales, es lo que irá definiendo el rumbo que necesita el municipio.

Queda esperar a finales de este año e inicios del próximo, las posturas, ideas y estrategias de quienes desean incursionar o prevalecer en el collage político que próximamente comenzará a tomar forma…


SOBRE EL AUTOR: Adalberto Villa es habitante de El Salto, licenciado en Relaciones Internacionales.

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de La Cascada* 


¿Y TÚ QUÉ OPINAS?