Cascada Noticias - Un medio con identidad
Nefrólogo Víctor Martínez Mejía

Domina el paisaje

El Cerro del Papantón es figura elemental del municipio de Juanacatlán; hoy está amenazado por urbanización e incendios
Domina el paisaje

El cerro del Papantón es la segunda elevación más importante del municipio de Juanacatlán después del Cerro El Molino, tiene una altitud de mil 850 metros y su nombre significa en nahuatl: “lugar de mariposas”.

 

De acuerdo a INEGI, su relieve forma parte de las zonas accidentadas del Municipio y su geología corresponde al Sistema neógeno. por su tipo de geología y formación rocosa se deduce que hace unos 23 millones de años fue un volcán de origen monogenético, es decir, solo hizo erupción una sola vez, mismo que dio formación a las rocas del Municipio.

 

En esta zona predominan las rocas basalto como es la obsidiana, la cual tiene una textura similar al vidrio y brecha volcánica, éstas son de origen volcánico. Asimismo, tiene una fractura y una falla geológica ubicada en la Sierra de El Papantón, conocido como El Filo. La falla a diferencia de la fractura, aún tiene presencia de movimientos tectónicos.

 

En cuanto al tipo de suelos en el área boscosa, predominan los suelos de vertisol pélico, éstos son arcillosos y se agrietan cuando están secos, son aptos para la labranza y drenaje, ya que son bastante fértiles para la agricultura por su alta capacidad de retención de humedad. Las obras de construcción asentadas en estos suelos con el paso de los años sufren daños por movimiento o inundación.

 

La fauna que caracterizaba esta zona, fue el leoncillo, gato montés, venado, conejo, ardilla, tlacuache, zorrillo, zorro, víboras, armadillo y coyote. Actualmente, solo queda conejo, ardilla, tlacuache, zorrillo, zorro, víboras, armadillo.

 

El área boscosa es productora de biomasa a nivel municipal. Por lo tanto, la vegetación que predomina en el Papantón es el bosque natural de encino con matorral y pastizal inducido. El matorral se encuentra en las zonas áridas del Cerro, mientras que el pastizal inducido, surge como consecuencia de desmonte de cualquier tipo de vegetación; también puede establecerse en áreas agrícolas abandonadas o bien como producto de áreas que se incendian con frecuencia.

 

En muchas familias se ha perdido la costumbre de hacer picnic y campamentos, pues el crecimiento urbano ha provocado un desequilibrio en su entorno, ya que en el año de 1975 el Bosque de El Papantón tenía una cobertura de 27.80 km² y actualmente tiene 15.70 km², lo que indica que en el transcurso de 42 años, el bosque perdió una cobertura de 12.1 km².

 

Los procesos territoriales han sido muy perceptibles en esta zona, en las últimas décadas se han presentado fenómenos perturbadores como son los incendios, la poda de árboles y la construcción del macrolibramiento.

 

PUBLICIDAD: