Cascada Noticias - Un medio con identidad
Al Estilo Jalisco

Cerca de mil trabajadores viven de la basura en Laureles

Por ahora, lograron la prórroga de un mes y el anuncio es que se cerrará el 1 de noviembre.
Cerca de mil trabajadores viven de la basura en Laureles

Los pepenadores continúan rechazando el cierre de la basurera de Los Laureles, a pesar de la prórroga de un mes que el Gobierno del Estado anunció.

La semana pasada en el centro de Guadalajara se manifestaron frente a Palacio de Gobierno, empleados de Caabsa y los mismos pepenadores, para pedir que no se cierre el vertedero ya que de ahí es sustento de cientos de familias.

Por ahora, lograron la prórroga de un mes y el anuncio es que se cerrará el 1 de noviembre.

Las personas buscan en Laureles: plástico, metales o ropa para vender y ganar su sustento diario. Según cálculos, son más de 1000 personas que verían en riesgo su forma de ganarse la vida.

La lideresa del Sindicato de Pepenadores del Estado de Jalisco, Araceli Batres, afirmó que el objetivo de este gremio es continuar con el vertedero al que llegan residuos de los pobladores de Guadalajara, Tonalá, Tlajomulco de Zúñiga y El Salto.

“La petición de nosotros es que Los Laureles siga operando. No hay ningún lugar óptimo (en la zona metropolitana) donde podamos ir tantas familias”, dijo.

“La empresa (Caabsa) tiene más de 30 hectáreas todavía (en Los Laureles) para disponer de la basura, más bien hay que exigirle que cumpla con los requisitos para los permisos que ellos necesitan, porque terreno sí tienen”, comentó.

El Plan de Cierre, Rehabilitación y Abandono del vertedero, presentado en marzo de 2020, indica que la normatividad y la legislación federal no contemplan la actividad de los pepenadores en el relleno; sin embargo, destaca que a lo largo del tiempo no ha sido posible trasladarlos hacia otras labores.

En el documento se define su trabajo como “una actividad laboral informal, precaria, que actualmente se ejerce al margen de la normatividad aplicable a la gestión integral de residuos, sin garantías ni protecciones de ningún tipo”.